Castigo para un Criminal

Artículos

Celebro la decisión del juez que condenó a 40 años de prisión a Diego Alejandro Moreno Vargas el feminicida que no solo abusó sexualmente sino que asesinó a la joven Alison Yulieth Forero Garzón, de 21 años, el 25 de julio del 2017.

El aterrador crimen fue cometido en Ciudad Verde, en Soacha, en el apartamento donde vivía la joven. Y lo más espeluznante: el asesino vivía en un apartamento vecino.
El criminal hostigaba a la joven y por fortuna cámaras de seguridad dejaron registrado el acoso del que fue víctima por parte de Moreno Vargas que la atacó sin piedad por el criminal que la atacó en su propia vivienda.
Este crimen no solo conmovió a los vecinos de Ciudad Verde, en el municipio de Soacha, sino a todo el país por la crueldad del criminal que incluso fue capaz de fingir que estaba conmocionado cuando él mismo había atacado a la joven.
Es imperdonable el dolor de Luz Esperanza, la madre de Yulieth, que la encontró asesinada la noche del 25 de julio en su propia cama, hasta donde llegó el violador y asesino.
La encontró con una cinta pegada en la boca y en la nariz, porque el criminal la había atado y amordazado para evitar que lo delatara. Cuarenta años no serán suficientes frente al inmenso dolor de la pérdida de la joven, pero al menos no habrá impunidad.
Celebramos que la justicia haya actuado con prontitud, que las evidencias hubiesen ayudado a identificar al criminal y que hoy esté en la cárcel.
Seguiré atenta para que cumpla la condena y no vaya a quedar en libertad.

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*