Reserva Thomas Van Der Hammen

Artículos

Quiero invitar a la ciudadanía en general y a los concejales y ambientalistas en particular a que se desprendan de sus prejuicios y se tomen el trabajo de analizar a fondo la propuesta de la reserva Thomas Van der Hammen que acaba de radicar la Alcaldía a consideración de la CAR.

Es importante que todos los interesados en debatir el tema conozcan a fondo la iniciativa para que cualquier ajuste que se proponga esté sustentado en la realidad y no en las mentiras que comienzan a circular en redes sociales sin conocimiento y en muchos casos con mentiras o con verdades a medias.
La alcaldía está proponiendo que pasemos de una reserva de 1.396 hectáreas a una de 1.710 con un área ambiental que pasará de 634 a 1.104 y sobre todo, nos está proponiendo que la futura reserva esté al alcance de todos los ciudadanos y no solo de los dueños de la tierra.
Se han invertido 14 meses de visitas, estudios, talleres con distintos sectores de la comunidad, las universidades y los gremios, y se ha hecho un análisis juicioso sobre el terreno para identificar cuáles realmente son los corredores que nos permitirán una verdadera conexión ecológica y han quedado plasmados en la propuesta.
Es fácil defender el trazado actual, que por ahora solo está en el papel, porque las áreas que deben ser restauradas siguen sin cambios desde el 2015 cuando se expidió el plan de manejo. Es fácil atacar, simplemente porque no les gusta el alcalde Enrique Peñalosa, pero este es un asunto de ciudad y es prioritario ir más allá de los prejuicios.
Me inclino a defender la propuesta porque sé del empeño y del trabajo juicioso que se ha venido realizando. También respaldo la decisión de la Alcaldía de hacer una apuesta para que a través del sistema de cargas logremos que los privados aporten la tierra y los recursos que necesitamos para reforestar y para restaurar los recursos ambientales del norte.
Hay una realidad que no podemos soslayar: el 80 por ciento de los suelos de la reserva Thomas Van der Hammen actual está en manos del 18 por ciento de los propietarios.
Mientras tanto, el 68 por ciento de los hogares ubicados en el área vive en condición de pobreza. Porque es que la Alcaldía no está haciendo una propuesta improvisada, primero caracterizó plenamente la zona y hoy tiene toda la información que se requiere para formular una iniciativa que tiene como prioridad garantizar que esa reserva del norte sea para todos los ciudadanos, independientemente de su condición social o de sus ingresos.
Bienvenido el estudio. Esperamos el pronunciamiento de la CAR una vez analice todos los estudios, soportes y mapas que el distrito acaba de presentar.

( Fotografia: http://www.bogota.gov.co )

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*